16 jun. 2010

Refrigeración Verde

El refrigerador, o nevera, es uno de los electrodomésticos que más consume energía eléctrica y que, si no se usa de manera adecuada, puede incrementar el consumo de electricidad que a su vez se traduce a un mayor gasto económico y a un deterioro ambiental con grandes repercusiones.

El consumo de energía eléctrica de un refrigerador depende de la edad del mismo. Averigua su edad y, si este tiene 10 años o más, reemplázalo de ser posible por un modelo que tenga indicado un ahorro de energía significativo. Busca el símbolo de "Energy Star" de los Estados Unidos o la letra "A" para Europa. Estos modelos se pagan solos en un par de años y representarán un ahorro para tu hogar o lugar de empleo, además de ser un buen método para mitigar el calentamiento global y el deterioro ambiental.

Si no puedes reemplazarlo, sigue los siguientes consejos para utilizar el electrodoméstico de mejor manera y así aprovechar su uso de energía sin dañar tanto al medio ambiente:

1. Nunca dejes abierta cualquiera de sus puertas por más del tiempo necesario porque el frío se escapa y el sistema de refrigeración se activa continuamente utilizando más energía eléctrica.

2. Quita todas las cosas que estén encima de él ya que estos acumulan calor y activan el sistema de refrigeración continuamente utilizando más energía eléctrica.

3. Nunca introduzcas alimentos calientes en su interior porque requieren de un mayor tiempo de enfriamiento y activan el sistema de refrigeración continuamente utilizando más energía eléctrica.

¡Vive sustentable!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario